Nuestra empresa, como nos ha obligado la pandemia a todas, se ha tenido que adaptar a las necesidades que impone el Covid19, con el fin de garantizar la seguridad sanitaria de nuestro alumnado.

Por ello, cuando surgió la pandemia, en marzo de 2020, trasladamos a nuestro alumnado en servicio de transporte privado, con personal especializado para ello y supervisando que se guardaran todas las medidas de seguridad. Muchos de nuestros programas se mantuvieron, ya que garantizamos en el lugar de aprendizaje, la seguridad para alumnado y familias. Supervisamos el cumplimiento de las normas sanitarias en el país de destino de nuestro alumnado y les ofrecimos un programa propio de aprendizaje online, para compensar las clases presenciales que se suspendieron entonces.

En septiembre de 2020 tomamos nuevas medidas para comenzar el curso con todas las garantías. Flexibilizamos la organización tanto de los programas como de nuestros cursos en la Cursanglia Academy. Realizamos un reparto de material de protección, previo a la salida de los grupos, que denominamos Kit Covid

Organizamos la cuarentena en grupos burbuja, con el fin de dar una mayor seguridad, asegurando la inmersión. También adelantamos el comienzo del programa para minimizar el impacto académico. La coordinación con cada uno de los colegios fue imprescindible para la correcta aplicación de los protocolos Covid19.

Además, a nuestro alumnado se le realizó la prueba PCR 48 horas antes de la salida y se les acompañó y supervisó durante todo el viaje, dispuestos con el material necesario. Finalmente, el traslado a sus residencias se realizó en transporte privado que, previamente, había sido desinfectado.

Todo ello medidas para que tanto alumnado como familias estuvieran tranquilas ante la crisis sanitaria mundial que estamos sufriendo. Desde Cursanglia se ha garantizado, en todo momento, la atención a sus estudiantes y se han tomado todas las medidas necesarias para evitar contagios.